fbpx

La Mejor llave que puedas encontrar

Nasrudin está una noche de rodillas, arrastrándose por la acera bajo la farola, obviamente buscando algo, pareciendo frustrado. Un amigo pasa y le pregunta: “Nasruddin, ¿qué estás buscando? ¿Perdiste algo?”

Nasrudin dice, “Estoy buscando mi llave que se perdió.” El amigo decide ayudar.

Media hora más tarde el amigo pregunta, “Nasruddin, ¿dónde perdiste la llave? “

Nasrudin responde: “Oh no, lo perdí dentro de mi casa”.

El amigo grita, “¿¡En tu casa!? Entonces, ¿por qué estamos buscando la llave aquí?”

Nasrudin sonríe… y dice, “Porque hay mucha más luz aquí…!”

¿Dónde está la llave? Está dentro de nosotros, y, puede ayudarnos en nuestro camino de autoconocimiento. Como Nasrudin, podemos estar tratando de encontrarla en el lugar equivocado. Y en lo profundo de nosotros mismos podemos saber cuán equivocados estamos. La llave representa la felicidad y nuestra búsqueda constante de ella. El lugar donde podríamos estar buscando esta llave es un lugar iluminado con luz artificial y es el lugar más común donde podemos estar buscando. Sin embargo, la otra pregunta es ¿por qué se ha buscado la llave en este lugar?

La respuesta tal vez sea que la creencia popular nos ha estado vendiendo una idea de éxito y felicidad muy alejada de la realidad. Una idea basada en el hecho de que la verdadera felicidad está fuera de nosotros mismos y sólo podemos tener éxito si logramos cosas materiales y reconocimiento. Todas estas cosas podrían darnos sólo dosis momentáneas falsas de felicidad, pero nunca podrían darnos el estado de felicidad y vida que realmente queremos.

Para corroborar esta hipótesis, se publicó un estudio en el Journal of Personality and Social Psychology. Los investigadores entrevistaron a los ganadores de la Lotería del Estado de Illinois y los compararon con los no ganadores y con personas que habían sufrido un terrible accidente que los dejó parapléjicos o tetrapléjicos. Cada grupo respondió a una serie de preguntas destinadas a medir su nivel de felicidad.

El estudio encontró que los niveles generales de felicidad de los ganadores de la lotería aumentaron cuando ganaron, pero volvieron a los niveles anteriores a los ganadores después de sólo unos meses. En términos de felicidad general, los ganadores de la lotería no eran significativamente más felices que los no ganadores. Las víctimas de los accidentes eran ligeramente menos felices, pero, no por mucho. El estudio demostró que la mayoría de las personas tienen un nivel de felicidad establecido y que incluso después de eventos que cambian la vida, las personas tienden a volver a ese punto establecido.

Por esta razón, debemos cultivar nuestro nivel de felicidad, y la forma en que podemos hacerlo es yendo al lugar donde tenemos nuestra llave, en nuestra propia casa (dentro de nosotros). Este proceso de autoconocimiento tal vez sea difícil, pero necesario. Deberíamos volver a nuestra casa y empezar a limpiar y organizar el lugar que hemos estado evitando durante mucho tiempo.

En mi experiencia personal, cuando entré en mi casa para encontrar mi llave encontré un lugar sucio y oscuro con basura, telarañas, incluso un vagabundo al que le encontraron un lugar para vivir. Encendí las luces, limpié el lugar y tuve que decirle al vagabundo que debía ir a buscar su propia casa. Después de esto, finalmente pude encontrar mi llave.

Y como la primera pregunta fue publicada… ¿estás listo y dispuesto a encontrar tu llave?

Leave a Comment